28 de septiembre de 2010

Estuve Allí

Parecíamos que todos nos habíamos preparado para ese momento. Sobretodo ellos, aunque ella se hizo de rogar, lo normal son 10 minutos, pero no...¡media hora! Pero bueno, a una novia se le permite todo el día de su boda. Un simple, sencillo y clásico "tan, taaan, ta-tan..." no fue lo que sonó, sino las voces de un coro rociero que entonaban alto y armoniosamente.
El encargado de celebrar aquella muestra de amor (que no era cura aunque fuera en una iglesia) se explayó en su discurso con frases como: "Si os miráis recién levantados, despeinados, y pensáis que queréis seguir luchando por vuestro amor, eso es maravilloso. Sino, la cosa pinta mal..."
¿Por qué no puede durar eso para siempre...? Si dicen como la canción que cantaron..."quiéreme, como se quiere por primera vez. Quiéreme para los restos de la vida..."

P.D.: A algunos os sonará ñoño pero me da igual, total, el libro de los gustos no está escrito. ;)

5 comentarios:

Joselito25lokuelo dijo...

jajaja qe ñoooñooo jajaja xD

María~Ámbar dijo...

me encanta :)

Gemi dijo...

totalme de acuerdo!! :)

paulaka wolf dijo...

clarooo siempre desimos esoo ante las adversidadees pero nunkaa nos damos cuentaa de lo rikaas q estan las salxixaas campiii

Nuri dijo...

Paula, ¿qué dices? =S