9 de octubre de 2010

Un Simple Boli, Por Ejemplo

Hasta una sonrisa vuela...=)
Hay cosas tan sencillas, pero que nos hacen tan felices. Y es que somos así de simples para que algo nos haga sonreír y todas las lágrimas derramadas o carcajadas no dadas desaparezcan.
Tanto es así que cuando te regalan un anillo con un diamante, sí puede ser que seas la más feliz, pero ¿por qué exactamente? Si lo mismo, alguien especial, te regala un boli, un simple boli, pero seguro que hay veces que nos hace muchísimo más feliz, puede que ese boli tenga una historia detrás y que te lo reghalen signifique algo.
Lo mismo que cuando una cosa te hace feliz cuando no te la esperas, en vez de cuando está más planeado que nunca; simplemente ir por la calle y encontrarte con aquella persona que es especial en tu vida, o que no dejas de reírte, sonreír o estar agusto junto a ella.
Salir, verle de repente, si que tu te lo esperes, gritando tu nombre...¿eso no hace feliz? ¿No alegra el día?
Seguro que más que un anillo con un pedruscón enorme (que conste que yo no tengo nada en contra de eso, me parece perfecto una pedida de matrimonio...).
A mi, particularmente, me alegraría; me alegra. =D

3 comentarios:

Jose Gonzalez dijo...

tienes toda la razon del mundo ;D

SuperStar dijo...

A mí sí me alegra el día! =) Y más cuando no me lo espero...

BeL! dijo...

que potitooo!!!
pero un pedrolo también es bonitooo ehhh!!! recuerda: DIAMONDS ARE A GIRLS BEST FRIEND!